El cerdo ibérico es el máximo exponente, único y singular dentro de la raza porcina, criado en absoluta libertad y con una alimentación basada en productos naturales se consigue que su carne sea una de las más preciadas y exquisitas a la hora de su degustación.

Pulse sobre las fotografías para ampliar

Dos fases fundamentales se pueden distinguir en el desarrollo de este animal tan valorado:

1 .- PREPARACIÓN: El cerdo tras pasar su período de lactancia, pasará a nutrirse sobretodo de hierbas, bulbos, granos y semillas que la misma naturaleza le ofrece. Alcanzará así el animal un peso de entre 60 y 80 Kgs estando preparado para la siguiente fase, LA MONTANERA .

2.- ENGORDE o " MONTANERA ": En esta fase su dieta fundamental será la BELLOTA , fruto de encinas, alcornoques y quejigos en las DEHESAS . Rica en glúcidos y grasas, a destacar el ácido oléico. De ahí lo nutricional y saludable para nosotros de su carne.

 

En este tiempo que dura la montanera, el animal irá adquiriendo el peso ideal, consumiendo para ello una media de 10 Kg diarios de bellotas. Para esto el animal tendrá que buscarlas realizando un ejercicio más que considerable por todos los parajes de las dehesas lo que hará aumentar la calidad de su carne día tras día favoreciéndose así la aparición de más grasas entreveradas y menos grasas superficiales.

En nuestros productos las vetas blancas de grasa, signo inequívoco de calidad, que aparecen cuando Ud. corte este jamón se deben a la bellota ingerida por el animal, dando aspecto brillante, a consecuencia del bajo punto de fusión de la grasa, proporcionada por la bellota también.

www.sierradeariasmontano.com