CONSEJOS PARA SU BUEN CONSUMO

 

•  El jamón debemos mantenerlo en lugar seco y fresco. Bien colgado o en el jamonero. Si lo dejamos en lugares cerrados sin ventilación la pieza se resecará dando lugar a que se puedan endurecer partes más de lo normal.

•  Su consumo se realizará a temperatura ambiente ( 20º C aprox. ) y sin dejar pasar mucho tiempo una vez abierto. Nunca se comerá frío ( pierde el gusto ), ni se guardará en frigoríficos.

•  El jamón nunca debe cortarse a máquina.

•  El jamón se cortará justo antes de ser servido. No se cortará más jamón del que se vaya a consumir.

•  La presencia de un poco de tocino en la loncha es fundamental.

•  El corte estará siempre protegido con tocino de la misma pieza o papel de cocina humedecido en aceite de oliva.

•  El hueso, cortado en trozos, se podrá aprovechar para hacer exquisitos caldos.

 

www.sierradeariasmontano.com